Descripción

Posterior al parto, muchas pacientes sufren dolores y molestias músculo esqueléticas producto del periodo de embarazo, el proceso de parto y los cambios adaptativos que sufre el cuerpo al adquirir posturas distintas y muchas veces erróneas, que llevan a padecer lumbago, aumentar la diástasis abdominal, tendinitis, sacroileitis, entre otras, por lo que la terapia kinésica postparto ofrece una evaluación y plan personalizado para cada paciente, con el objetivo de poner fin a ese dolor.

Requisitos

Tener orden médica.

Solicita nuestros servicios

En Kipelvic resolveremos todas tus dudas.